#TÚQÚEDICES Trompica gobierno de Bonilla

En tres meses, Jaime Bonilla lleva 5 bajas en el gabinete de Baja California: funcionarios vinculados con moches, con criminales o por investigar la corrupción… y aún así, el morenista quiere quedarse 3 años más en el poder de lo que marca la ley.

La primera fiscal Anticorrupción en Baja California, Olga Elizabeth Ojeda Mayoral, designada hace apenas un mes por el Congreso estatal, renunció a su encargo al acusar escasez de recursos que le impide conformar la institución.

La situación patrimonial “precaria” que vive el estado, “no vislumbra la posibilidad real de iniciar actividades”, según la carta de renuncia enviada a la presidencia del Congreso local.

Es la cuarta baja de altos funcionarios en menos de tres meses de gestión del gobernador morenista Jaime Bonilla.

Los pocos días que Ojeda laboró en la fiscalía deambuló por los cinco municipios de la entidad con un abogado como asistente, ya que careció de oficina propia.

A diferencia del ámbito federal, la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en Baja California es un organismo autónomo, aunque en la reforma constitucional se omitió dotarle de personalidad jurídica y patrimonio propios.

La ahora exfiscal averiguaba el presunto quebranto patrimonial de mil 200 millones de pesos por el uso de facturas falsas en contratos fantasma del exgobernador panista Francisco Vega de Lamadrid y al menos seis integrantes de su gabinete.

Bonilla comenzó su gubernatura con tropiezos el 1 de noviembre de 2019. Primero le solicitó la renuncia al auditor Superior del Estado, Carlos Montejo Oceguera, por no informar la ayuda que el exgobernador le pidió para justificar el gasto de mil 200 millones de pesos cuyas facturas no aparecen.

Te recomendamos leer esto:  Mete Cuitláhuac mano a fideicomisos

Luego, en diciembre, la secretaria de Bienestar, Cynthia Gissel García Soberanes, y el Oficial Mayor, Jesús Damián Núñez, fueron separados de sus cargos por presuntos sobornos en contratos, convenios y licitaciones hasta por 28 millones de pesos a cuenta de favorecer a empresarios en obras públicas. 

#TÚQUÉDICES?