Tomás de la Rosa

A unos días de la mitad del sexenio, los datos reales superan los “otros datos” y muestran que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene los peores resultados económicos. 

Fracasó en su promesa de que la economía crecería al 4.0% al inicio y es poco probable que sea del 6.0% al concluir su sexenio. A tres años, el PIB retrocedió 0.6% en promedio trimestral, es el peor resultado en 38 años, según un análisis de datos del INEGI.

Desde campaña, como presidente electo y como presidente constitucional dijo que lograría un “crecimiento en promedio durante el sexenio del 4.0% anual y va a ir creciendo cada vez más la economía hasta que en el 2024 (final de su sexenio) podamos tener tasas de crecimiento del 6% anual».

Sin embargo, los datos muestran al menos cuatro formas del descalabro de López Obrador, lo que impacta el consumo, la inversión nacional y extranjera.

En los primeros 11 trimestres de los sexenios más recientes, el Producto Interno Bruto (PIB) registró una variación promedio trimestral de -0.6% con López Obrador. Es el peor resultado, contrasta con el crecimiento promedio de 0.5% de los siete últimos sexenios. En ese periodo, la mayor tasa de crecimiento se registró con Enrique Peña Nieto con 0.9% y el segundo mejor resultado fue con Carlos Salinas de Gortari con 0.6%.

Considerando los pronósticos de 39 economistas nacionales y extranjeros consultados por el Banco de México, el crecimiento del PIB durante todo el sexenio de López Obrador, será el segundo más bajo con una alza de 0.7%. El peor sexenio en cuanto al PIB fue Miguel de la Madrid con 0.1% promedio anual. El mejor desempeño fue con Salinas de Gortari con un 4.1% promedio anual.

Para tener una idea de las variaciones en la economía, actualmente un punto porcentual del PIB equivale a poco más de 12,600 millones de dólares. Según los datos más recientes del Inegi, ese punto porcentual es superior a lo que aportan en forma individual al PIB total Baja California Sur, Zacatecas, Nayarit, Colima y Tlaxcala.

En los últimos 40 años México ha tenido seis recesiones y la más severa era la que inició con José López Portillo en el tercer trimestre de 1982 y concluyó con De la Madrid, seis trimestres después. Sin embargo, con López Obrador se marcó un récord histórico con ocho trimestres en recesión, la peor en los anales.

Te recomendamos leer esto:  REMEDIOS VACUNA POR EMPLEO

En los últimos 163 trimestres (desde 1981), el PIB creció en 130 de ellos, en los 33 restantes donde la economía colapsó, López Obrador fue responsable de 1 de cada 4 trimestres en retroceso.

Los llamados gobiernos neoliberales tuvieron cuatro grandes periodos de crecimiento, el mayor fue de 36 trimestres en crecimiento, inició en 2010 con Felipe Calderón se extendió a lo largo de todo el sexenio de Peña y terminó en el primer trimestre de López Obrador.

Otros periodos fueron de 26 trimestres al alza en el gobierno de Fox y Calderón; otro de 25 trimestres en los gobiernos de De la Madrid y Salinas de Gortari, y otro de 21 trimestres en los sexenios de Zedillo y Fox.

Ese desempeño económico se traduce en inversión, empleo y consumo. En materia de empleo, López Obrador tiene el menor desempeño con creación de poco más de 730 mil empleos formales e informales en los primeros en los primeros 34 meses de su sexenio. 

El mejor desempeño, en el mismo periodo, lo tuvo Peña Nieto con la creación de 1.49 millones, con Calderón se generaron 1.24 millones. No hay un comparativo mayor porque el INEGI carece de la información.

En el empleo formal, registrado en el IMSS, en los primeros 35 meses, el mejor desempeño lo tuvo Peña Nieto con 1.76 millones de empleos más. El segundo mejor parecería el López Obrador con la creación de casi 310 empleos. Sin embargo, el propio IMSS dijo en septiembre: “Migran 2.7 millones de trabajadores del outsourcing a empresas reales”. Es decir, sin esa reforma laboral, el gobierno de López también sería el peor en materia de empleo formal.

Ese pobre desempeño laboral se explica en parte por la contracción de la inversión. En promedio, la inversión (formación bruta de capital) en los primeros 10 trimestres de últimos cinco sexenios, tuvo su peor desempeño con López Obrador con una tasa de crecimiento promedio trimestral de -1.74%, superando al -1.65% que se tuvo con la crisis del error de diciembre de 1994. En ese periodo, los cinco expresidentes tuvieron retrocesos, la menor caída fue con Peña con -0.16%.

En Inversión Extranjera Directa (IED) Nueva, López Obrador sólo supera al gobierno de Zedillo, en los primeros 11 trimestres, con 29,423 millones de dólares. El mejor registro fue con Calderón con 39,702 millones.

#TÚQUÉDICES