“No hay que exagerar”, “ni siquiera equivale a la influenza”, “ya vamos de salida”… Estas son algunas de las frases con que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha tratado la emergencia sanitaria por coronavirus en estos 8 meses. 

Al día de hoy, la pandemia ha cobrado la vida de más de 85 mil mexicanos.

Desde que inició la pandemia, el Presidente ha minimizado los efectos de la pandemia. 

El 27 de febrero de 2020, en Palacio Nacional cuando apenas se había detectado un caso de Covid-19 dijo: “O sea, tenemos que atender el asunto, pero no exagerar”.

Un día después aseguró que ni siquiera era equivalente a la influenza.

“Hay que abrazarse, no pasa nada”.

El 04 de marzo, Palacio Nacional

El 11 de marzo acusó que los conservadores le echarían la culpa del coronavirus. 

El 16 de marzo comentó que deseaba con toda su alma que no nos afecte. 

El 02 de abril cuando el país registraba las primeras 50 defunciones dijo que: “nos vino esto como anillo al dedo”.

El 26 de abril que el país ascendía a mil 351 muertos el mandatario aseguró que se ha podido domar la pandemia. 

El 25 de mayo cuando se registraron 7 mil 633 muertos afirmó que ya estábamos de salida. 

El 09 de junio México llevaba contabilizadas 14 mil 649 defunciones, López Obrador aseveró que México está dando un ejemplo en el mundo. 

“Querían que se convirtiera en una pandemia inmanejable”, dijo el 07 de junio con 32 mil 014 muertos. 

El 07 de agosto en Baja California Sur con 51 mil 311 presumió que no había un equipo así en el mundo que estuviera manejando la pandemia.

Te recomendamos leer esto:  Patina el presidente

El 22 de septiembre, el país llevaba 74 mil 348 muertos cuando López aseguró que ya iba a la baja la terrible pandemia.

“Pensábamos que ya a estas alturas íbamos a tener resuelto este problema”, dijo el 08 de octubre cuando se registraron 83 mil 96 muertes. Los registros de defunción continúan en incremento, y el gobierno no da síntomas de querer recomponer el camino y dejar de minimizar su letalidad.

#TúQuéDices?