Durante los 21 meses de administración de AMLO, cuatro secretarios han tirado la toalla, no por falta de conocimientos, sino, porque no concordaron con acciones tomadas dentro de la 4T, pese a ello el Presidente no da marcha atrás.

La renuncia más reciente en la del titular de la SEMARNAT, Víctor Manuel Toledo, el 02 de agosto de 2020, mismo que tomó protesta el 27 de mayo de 2019; le antecedieron secretarios que tomaron protesta desde el 01 de diciembre de 2018 como Javier Jiménez Espriú que dejó el cargo como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte  el 23 de julio de 2020; Carlos Urzúa exsecretario de hacienda y crédito público presentó su carta de renuncia el 09 de julio de 2019 y ex titular del IMSS Germán Martínez, presentó su dimisión el 21 de mayo de 2019. 

En un audio filtrado y publicado el 05 de agosto de 2020 Víctor Toledo, dijo que no se debía idealizar la 4T, aunado a que su visión no la compartía todo el gabinete y que se temía que tampoco estuviera en la cabeza del presidente. 

Asimismo, el extitular de la SEMARNAT mencionó que la 4T como un conjunto claro y acabado de objetivos no existe, por el contrario, es gobierno de la 4T está lleno de contradicciones, mismas que se expresan concretamente en luchas de poder al interior del gabinete. 

El ex secretario de comunicaciones y transporte Javier Jiménez Espriú en una carta fecha el 17 de julio de 2020 presentó su dimisión al cargo por diferencias con la decisión de AMLO de que los militares fueran quienes se hicieran cargo de los puertos del país, por lo que externó que lamentaba profundamente no haber tenido éxito en transmitirle su convicción y preocupación, sobre la grave trascendencia que consideró que tiene esa medida para el presente y futuro de México, tanto en lo económico como en lo político. 

Te recomendamos leer esto:  Los 10 fantasmas del gabinete

El 9 de julio de 2019 el entonces secretario de hacienda y crédito público Carlos Urzúa presentó su carta de renuncia, en la que escribió que le resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública.

Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”, escribió Urzúa Macías.

El primer elemento en causar baja en el gabinete de AMLO, fue el entonces director general del IMSS, Germán Martínez quien en una carta fechada con 21 de mayo de 2019 acusó que funcionarios de la Secretaría de Hacienda tenían injerencia en el IMSS, por lo que no sería un florero en el instituto, aunado a que refirió que se requiere una gran reforma legal, y no una pequeña reglamentaria, así como la cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural.

Pese a los motivos de las renuncias, el Presidente no da marcha atrás.

#ESNETA?