ARTURO ESPINOSA

Andrés Manuel López Obrador ha sido un crítico en Twitter contra la oposición… pero sus palabras contradicen cómo actúa como Presidente. 

En septiembre de 2010, lamentó los afectados por inundaciones en sureste ya que había negligencia y corrupción. Casi 10 años más tarde, en noviembre del 2020, desfogó Presa Peñitas en Tabasco, inundó poblados en pobreza y salvo Villahermosa.

Un mes después, en 2010, al lamentar una matanza en Ciudad Juárez, aseguró que Felipe Calderón estaba rebasado. Ya como Presidente de México, en 2020 se carcajeo de un recuento de masacres en México.

De todos los temas opinó: el 25 de marzo de 2014, era un fracasó crecer 0.8 por ciento en materia económica y con “ellos” sería distinto y mejor. Pero, en 2019, sin pandemia, la economía de México creció 0.1 por ciento en su tercer trimestres.

López se lanzó contra la empresa Televisa al ser parte de la mafia del poder en 2015; pero el pasado 12 de agosto de 2021, firmó un convenio para atención a niñas, niños y jóvenes con discapacidad.

En julio del 2015, por la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán pidió la renuncia del gabinete de seguridad. Pero, cuando capturó al hijo de “El Chapo”, Ovidio Guzmán, en Culiacán, reconoció que él mismo lo liberó.

En abril de 2016, se jactó de que el New York Times “ninguneo” a Enrique Peña Nieto por su supuesta complicidad en el caso de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa.

Cuando le tocó ser criticado a él por The Economist aseguró que era un pasquín… al igual que el New York Times que había alabado.

Te recomendamos leer esto:  Lupa al relevo para el INE

No hay duda de que el mejor crítico del Presidente de México es el Andrés López del pasado. Ahora solo mira la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

#YAENSERIO