Por Ismael García

Un total de 67 mil 498.4 millones de pesos fueron utilizados de forma irregular durante el primer año del Gobierno Federal, según la Auditoría Superior de la Federación.

Hace unos días, el organismo entregó a la Cámara de Diputados el tercer paquete de informes de resultados de la fiscalización de la cuenta pública 2019, que consistió en mil 358 auditorías al Gobierno Federal.

Aquí algunos ejemplos: 

El Programa de Seguridad Alimentaria Mexicana (Sagalmex) no pudo comprobar gastos, careció de un padrón de beneficiarios y, algunos de los que recibieron apoyos, no cumplían con los criterios para ser elegidos. Con señalados “riesgos de corrupción”, el programa tiene señalamientos por 3 mil millones de pesos en un año.

En su conjunto, Diconsa y Liconsa tiene observaciones por 2 mil 499.8 millones de pesos. Las irregularidades son adeudos en Comedores Comunitarios, no acreditar existencia física de abarrotes, granos, maíz, frijol y azúcar y pagos a personas que no estaban en el Registro Nacional de Productores.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología tiene señalamientos por 367 millones de pesos por pagos de becas no justificados, servicios de comedor sin documentación y, en cinco contratos de obra, se observaron ya daños en ellas.

A la Comisión Nacional del Deporte, dirigida por la ex atleta Ana Gabriela Guevara, se le detectaron 186.7 millones de pesos gastados de forma irregular por adjudicaciones directas sin supervisar, no contó con la justificación para justificar el gasto. Un ejemplo: pagó 1.5 millones de pesos por un servicio de vigilancia contraviniendo lo establecido en el contrato.

Te recomendamos leer esto:  De la brecha a la vía del Tren Maya

¿Y los grandes proyectos del Presidente de México?

Para el Tren Maya, ni el Fondo Nacional de Fomento al Turismo ni Fonatur Tren Maya acreditaron tener un modelo ejecutivo o financiero para el proyecto. Las irregularidades de este proyecto alcanzan un monto de 156.1 millones de pesos por adjudicación incorrecta de contratos, no presentar justificación de sus gastos y duplicidad en pagos de proveedores.

 La refinería de Dos Bocas no se quedó atrás: hay irregularidades por 75 millones de pesos por comenzar a construir antes de tiempo sin tener los permisos ambientales correspondientes y no prever riesgos de inundación y contratos de varias empresas, entre otros.

En la construcción del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” se detectaron irregularidades financieras por 236.3 millones de pesos por contrataciones indebidas y omisiones administrativas. Una de las faltas es la falta de documentación de la adquisición de 49 predios aledaños al aeropuerto.

En relación a las terminales aeroportuarias, la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México costó 331 mil 996 millones 517.6 pesos, señaló la Auditoría Superior de la Federación. Esto es superior al costo de 100 mil millones que había estimado el Gobierno Federal.