Ismael García

Manuel Espino es el rey de los camaleones políticos que ahora están en Morena. Durante dos décadas ha brincado de partidos para acomodarse en el primer círculo del poder 

Fue panista cuando ese partido llegó a la Presidencia; luego apoyó al PRI para llegar a Los Pinos y en 2018 se sumó al proyecto de López Obrador.

En el año 2000 coordinó las giras del Presidente Vicente Fox, luego fue líder nacional del PAN y levantó la mano del triunfo electoral a Felipe Calderón.

“Los mexicanos nos dieron un triunfo inobjetable (…) Si alguien se enoja porque perdió, ni modo”; dijo en 2007. El contendiente derrotado en esa elección fue López Obrador.

Seis años después, tiró la playera azul para respaldar la campaña del priista Enrique Peña.

«Que asumas el compromiso de ser un Presidente democrático me da plena confianza en ayudarte a ser Presidente» , expresó el día que anunció su apoyo al priista, elección que también perdió AMLO.

Su simpatía por el tricolor fue efímera, se afilió a MC para ser diputado federal de 2015 a 2017. 

Durante 12 años criticó la labor de López Obrador.

“Es un hombre muy disparatado, y que no acaba de encontrar al rumbo al cual caminar”, dijo hacia el 2012.

“Si gana López Obrador cuidémonos, quién sabe cómo le vaya al país”

Pero en la campaña de 2018, cambió al bando y se formó en la fila de la 4T con elogios a López.

“No nos va a fallar como lo han hecho otros. Un hombre de la estatura política de López Obrador, es honor estar con Obrador”, expresó.

Te recomendamos leer esto:  BAJAN SWITCH A IP

Ahora, hasta se afilió a Morena porque quiere ser gobernador de Durango

Espino es emblema del chapulineo político del que está hecho Morena, donde los principales dirigentes se formaron en el PRI, como el propio Andrés López Obrador, Manuel Bartlett, Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y Alfonso Durazo.

También abrió la puerta a resentidos del PAN, como Tatiana Clouthier, Germán Martínez, Gabriela Cuevas y Patricia Durán.

Y del Sol Azteca se desprendieron varios cuadros cuando López Obrador abandonó ese partido, desde René Bejarano y Claudia Sheinbaum, hasta Yeidckol Polevnsky, Martí Batres y Mario Delgado.

Morena, que presume no ser lo mismo del pasado, está formado de la mezcla de varios colores y muuuchos oportunistas.

#YaEnSerio