Ivonne Muñoz

Ante la falta de oportunidades que actualmente se vive en el país, el Presidente le ofreció a los jóvenes un programa que les permitiera estar más cerca del ámbito laboral: «Jóvenes Construyendo el Futuro», el cual les otorga una beca de $4,310 mensuales. 

Y aunque ello parecía un apoyo para su economía, este sector se enfrentó a problemas aún mayores y más grandes que ellos: mayor inflación, PIB en descenso, devaluación del peso y desempleo

Debido a la actual crisis económica de México, la canasta básica de los jóvenes ahora cuesta más que cuando Morena llegó al poder. Si en 2018, pagaban $642.77 por su despensa, ahora tienen que desembolsar nada más y nada menos que $986.25. 

El dinero de la beca de la 4T les hubiera venido muy bien a los jóvenes ¡hace tres años! Ya que antes de que el Presidente se mudara a Palacio Nacional, con $4,310 ellos hubieran podido costear 6.7 canastas básicas; para su desgracia, ahora sólo les alcanzaría para 4.3. Hasta preparar sándwiches se ha convertido en un reto más caro con aumentos que casi duplican los precios de hace tres años.

Y mientras este sector se truena los dedos para pagar tanto aumento, la 4T le sumará 21 mil 196 mdp más de presupuesto a su programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” lleno de irregularidades como centros fantasmas, sin seguimiento, subejercicio en estados y señalamientos de ASF

Aunque este gobierno le ha jugado a apoyar a los jóvenes, al mismo tiempo les cambia las reglas del juego con sus fracasos económicos; porque en vez de ganar sólo los hacen perder al surtir su, cada vez más cara, canasta básica.

Te recomendamos leer esto:  Vacunas: RETO FARAÓNICO

#YAENSERIO