México produce menos alimentos de lo que requiere la demanda, y además el Gobierno castiga al campo con menos presupuesto, retiro de fondos y fideicomisos para quienes cultivan en gran escala.

Actualmente en el país se produce 60 por ciento de los alimentos que se requieren y consumen. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que la producción óptima debe ser de 75 por ciento para que haya seguridad alimentaria.

Para ese año, en comparación con 2018, redujo 34 por ciento el presupuesto de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), al pasar de  72 mil 111 millones de pesos a 47 mil 576 millones.

También se disminuyó 60 por ciento el presupuesto de Agroasemex, institución de seguros que subsidia a productores cuando se presenten factores no controlables como plagas y el clima. En 2018 se asignó 1 mil 518 millones de pesos y para este año sólo otorgó 605 millones 874 mil pesos.

Además, desaparecieron fondos y fideicomisos que apoyan el financiamiento de proyectos productivos y rentables a mediano y largo plazo, como el Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR), por parte de la Secretaria de Hacienda, y el Fondo Especial de Asistencia Técnica y Garantía para Créditos Agropecuarios (FEGA).

En este contexto el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, advierte que el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Sader, Víctor Suárez Carrera, busca “desmantelar el sistema agroalimentario” mexicano.

“Es un atentado contra la producción de alimentos en nuestro país y nuestro sector, que el subsecretario quiera desmantelar el sistema agroalimentario que hemos construido con muchos años de esfuerzo públicos y privados. En el CNA estamos de acuerdo en apoyar a los más necesitados, pero también al sector que produce alimentos y desarrollo económico y social para México”, mencionó en una videoconferencia el pasado 1 de julio.

Te recomendamos leer esto:  Asesinan cada día a un policía

En este gobierno que decidió cambiar los criterios para sembrar, las cosechas no podrían ser las esperadas para el bien del país. #ES NETA?