Verónica Ayala

Aunque la Cámara de Diputados aprobó en noviembre pasado la creación del Instituto de Estudios de la Hacienda Pública, para vigilar las finanzas del Gobierno, el órgano sigue sin funcionar ante la falta de regulación para su operación.

Esta fue la salida de la bancada mayoritaria de Morena a la propuesta que impulsaban cámaras empresariales como Coparmex y la sociedad civil para crear un Consejo Fiscal Independiente, de carácter técnico e integrado por expertos, que no se prestara a la politización.

En su lugar, los legisladores decidieron conformar un instituto de apoyo técnico y analítico que sustituye al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, creado en 1999, pero que carece de independencia y autonomía presupuestal.

Pero la reforma a la Ley Orgánica del Congreso General fue sólo el primer paso y además de que no detalla la operación del nuevo órgano, aún falta que se defina la estructura orgánica, atribuciones y lineamientos para su operación y funcionamiento, que tendrán que definirse en su propia ley, aún sin emitirse. 

De entrada, lo único que dejaron plasmado los legisladores en la reforma que avalaron el pasado 4 de noviembre son un listado de buenos deseos de lo que este nuevo órgano tendría que llegar a ser.

“El Instituto en todo momento funcionará y tomará sus decisiones de forma objetiva, con transparencia metodológica, apartidista e independiente…”, señala. 

Y además de que tampoco detallan los requisitos o perfiles de especialización que deberán cumplir quienes conformen el nuevo órgano vigilante, establecen que podrán integrarse los servidores públicos del órgano al que sustituirá.

“Los servidores públicos de carrera que… se encuentren adscritos al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, pasarán a formar parte del Instituto de Estudios de la Hacienda Pública”, establece en sus transitorios.

Te recomendamos leer esto:  Pugna sindical prende alarma en Veracruz

Mientras que otros países sí cuentan ya con órganos fiscales independientes, México se perdió la oportunidad de crear un verdadero ente profesional y externo vigilante de las finanzas del Gobierno… y no un brazo más de los diputados.

#TúQuéDices?