Verónica Ayala

En la polémica elección de Guerrero, donde se anuló la candidatura a un cuestionado puntero, la alianza opositora pelea la Gubernatura contra una ‘Juanita’ morenista.

Con una economía basada en el comercio y el turismo, esta entidad es una de las más violentas del País, marcada por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y con una tercera parte de su población en condiciones de pobreza. 

Luego de que la candidatura de su padre Félix Salgado Macedonio, quien cuenta con denuncias por violación, fuera invalidada, Morena lo sustituyó con su hija Evelyn Salgado, quien habría aventajado en una encuesta a modo del partido. 

Su principal contrincante es el candidato de la coalición que concretaron el PRI y el PRD, antes rivales en esta entidad, el tricolor Mario Moreno Arcos. 

La lista de candidatos la completan Irma Lilia Garzón, del PAN; Dolores Huerta, del PES; Ruth Zavaleta, de Movimiento Ciudadano; Ambrosio Guzmán, de Redes Sociales Progresistas; Manuel Negrete, de Fuerza por México; y Pedro Segura, por el PT y el PVEM. 

Aunque históricamente han predominado los gobiernos priistas en esta entidad, donde 9 gobernadores no han terminado su mandato, tuvieron dos gobiernos perredistas y hoy de nuevo está en manos del tricolor, con Héctor Astudillo Flores.

Además de la Gubernatura, también se renovarán 80 Alcaldías y se elegirán 46 diputados locales y nueve federales.

En la pasada elección de Gobernador en 2015, el abstencionismo fue del 43.31 por ciento en esta entidad, que hoy tiene más de 2.5 millones de electores.

#AHÍVIENE