Sharenii Guzmán

La cultura de la ‘mapachería’ electoral, esas técnicas de compra y acarreo de voto el día de la elección, siempre ha existido pero, en la era digital, ha perfeccionado sus mañas: del “ratón loco” y la “urna embarazada” a los monederos electrónicos y tours’ electorales

¿Cómo era antes el acarreo y compra de votos?

*Mapache – En la prehistoria electoral era el ladrón de las urnas llenas de votos que favorecían al candidato contrario, incluso podía alterar boletas. Actualmente es el operador de la logística del acarreo y compra de votos.

*Ratón loco –  Intencionalmente se anotaban mal los datos de la casilla electoral para que el ciudadano no supiera dónde depositar su voto y se convertía en un “ratón loco”: al no encontrar la casilla, se desesperaba y desistía de participar en la jornada.

*Urna embarazada – Las urnas eran llenadas, “embarazadas”, con votos que favorecían a un candidato antes de que iniciara la elección. Esto desapareció con el uso de urnas transparentes y presencia de observadores de partidos políticos.

*Carrusel – La estrategia del voto múltiple donde el “mapache” operaba que un grupo de personas con credenciales de elector falsas votaran en distintas casillas varias veces.

Estas prácticas supuestamente quedaron en el pasado, pero ¿cómo se hace en la  época digital? La mapachería evoluciona.

*Depósitos en tiendas de conveniencia – El mapache moderno pide votar por algún candidato a cambio de una dádiva. El votante debe envía una foto de su boleta y solo así obtendrá un depósito en una tiendas de conveniencia.

*Monederos electrónicos: Días antes es entregado el monedero electrónico, el día de la elección se manda foto vía celular y  el mapache deposita la cantidad acordada  en el plástico que puede retirarse en una tienda o banco. 

Te recomendamos leer esto:  Entierran pensiones en universidades

*Turismo electoral – Como si fuera un tour de descanso, el mapache paga los viáticos de un viaje para que se trasladen a otro estado y voten con credenciales falsas, clonadas o robadas en casillas especiales. El uso de celulares persiste.

#YaEnSerio