FRACASA COMBATE A LA CORRUPCIÓN

Tres estudios sostienen que la lucha contra la corrupción no ha dado resultados en México, aunque ha sido la principal bandera política del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ya se acabó la corrupción, o sea, ya puedo decir, aunque no les guste a los adversarios conservadores, ya puedo decirlo, se acabó; por eso andan molestos muchos, pero se acabó la corrupción, el bandidaje oficial”, aseguró AMLO el 18 de noviembre de 2019.

De acuerdo con el más reciente estudio de la Sociedad de las Américas/Consejo de las Américas (AS/COA) y Control Risks, en México la eficiencia para combatir la corrupción se ha estancado, pues otorga al país la calificación de 4.55 sobre 10, cuando en 2017 tenía 4.65. 

En ese análisis se coloca a México por debajo de Uruguay (7.78), Costa Rica (6.43), Brasil (5.52), Perú (5.47), Colombia (5.18). Los países que tienen la puntuación cercana al 10, son considerados como aquellos más propensos a tener actores corruptos procesados y castigados. 

Mientras, la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) refiere que en el primer año de Gobierno de López Obrador aumentó 19.2 por ciento la tasa de actos de corrupción y 7.4 por ciento la de víctimas con respecto a 2017.

Además, el mayor porcentaje en experiencias de corrupción se estimó en el contacto con autoridades de seguridad pública con 59.2 por ciento de los casos; seguido de los trámites relacionados con permisos de uso de suelo, demolición o construcción, solicitudes de constancias de libertad de gravamen u otros trámites en el Registro Público de la Propiedad con 25 por ciento.

Te recomendamos leer esto:  Equiparan huachicoleo a mala calidad de gasolinas

Además de los dos estudios anteriores, el Índice de Percepción de la Corrupción dado a conocer a principios de año por Transparencia Internacional, refiere que México apenas mejoró un punto en el ranking global.

Pese a que hay un pequeño avance, nuestro país continúa entre los peor evaluados, rango en que se ubican Laos, Maldivas, Mali o Togo.

El Presidente asegura que ya se acabó la corrupción en su gobierno, y lo representa agitando un pañuelo blanco, pero es sólo en el discurso, porque en la práctica es muy diferente.

#TúQuéDices?