Ismael García

Prometer es el sello de la 4T; cumplir, otra cosa. Ante diversos problemas el Presidente da plazos pero las soluciones no llegan o se ven difíciles.

Para muestra, cinco botones:

1. Ya pasó el año que pidió para sentar las bases del cambio y mejorar la seguridad.

“Yo espero que, en cuando mucho un año más, ya estén establecidas las bases de la nueva etapa de la vida pública de México. Nada más eso pido, un año más para que esto cambie por completo”, dijo el 1 de noviembre del 2019.

Pero en los hechos, los datos muestran el drástico contraste en la apuesta de “transformación”

Por ejemplo, en Seguridad van 89 mil asesinatos en 30 meses, un repunte de 193% con respecto al mismo periodo del gobierno de Felipe Calderón.
El PIB decreció 8.5% al cierre de 2020. En pobreza hay un repunte de 12% y de 9 más en extrema, respecto a 2018.

Y en combate a la corrupción el Colegio de Abogados por los derechos civiles reprueba a México con 5.5 de calificación.

2. El tan esperado sistema de salud como el de países nórdicos, no llegó.

“El 1º de diciembre de este año va a estar funcionando el sistema de salud pública con normalidad, con servicio de calidad, atención médica y medicamentos gratuitos. Va a estar funcionando, ese es el propósito, como los servicios de salud que hay en otras partes del mundo, como en Dinamarca, así aspiramos, como en Canadá, como en el Reino Unido”, dijo López el 16 de enero de 2020.

El país sólo ha sobresalido a nivel mundial, pero por la cantidad de muertos por Coronavirus

Luto por COVID19
Lugar País Muertos

4 México 233 mil
7 Reino Unido 128 mil
24 Canadá 26 mil
82 Dinamarca 2.5 mil

FUENTE: Universidad Johns Hopkins

3. El plan de vacunación ha tenido más ajustes y cambios de fechas que las variantes del COVID.

Te recomendamos leer esto:  Evoluciona el mapache electoral

“Se están conformando más brigadas, se van a instalar más centros de vacunación para poder cumplir con este propósito de terminar en octubre toda la vacunación, de modo que antes de que llegue el invierno estemos protegidos todos los mexicanos”, aseguró el Presidente el pasado 18 de mayo.

Los datos oficiales de la Secretaría de Salud refieren que en 7 meses se ha vacunado al 34% de la población mayor de 18 años (30 millones de personas) y pretenden inocular a 58 millones en 4 meses. Es decir, un promedio de 485 mil por día, incluyendo sábados y domingos.

4. Hasta la tragedia de la Línea 12 del Metro tiene plazo y del gobierno federal, no del capitalino

“Yo ya puedo decirle a la gente de Tláhuac y a la gente de Iztapalapa y de Chalco, los que utilizan ese sistema de transporte, que a más tardar en un año está funcionando de nuevo la línea con toda la seguridad, y es mi palabra”, mencionó López en la mañanera del 24 de junio pasado.

El compromiso se hace sin tener terminados los estudios técnicos ni peritajes; es decir, sin conocer los daños estructurales en toda la ruta.

5. Además, está la eterna promesa de resolver el abasto de medicamentos para niños con cáncer.

En octubre del año pasado el Presidente aseguró a los padres de las niñas, de los niños con cáncer “que permanentemente estamos procurando abastecer de estos medicamentos a todos los centros de salud, a todos los hospitales”

Sin embargo, 8 meses después, reconoció que aún no cumple.

“Entonces, tienen los padres de los niños todo el derecho a exigir, a demandar, a manifestarse, pero aprovecho para decirles que no descansamos porque queremos que tengan sus medicamentos y que ya muy pronto lo vamos a lograr”, dijo el martes 29 de junio.

Prometer y dar largas es el sello de la 4T; cumplir, es otra cosa. A los ciudadanos les queda esperar sentados.

#YAENSERIO