Nuevamente el gobierno de la Ciudad de México y el gobierno federal enfrentan una crisis por su incapacidad de atender protestas sociales. Resulta increíble que dos gobernantes surgidos de la izquierda y que vienen de procesos sociales de lucha no tengan la mínima sensibilidad política para entablar procesos de diálogo con movimientos que tienen demandas legítimas y que se las plantean a través de movilizaciones

De nuevo las mujeres y la lucha por sus derechos son un conflicto que este gobierno no ha podido ni sabrá manejar. Esto se debe, entre muchas otras cosas, porque en la realidad que se han inventado ellos las cosas están bien. Y un primer elemento para resolver un conflicto es aceptar que existe.

Tanto el gobierno federal como el gobierno de Claudia Sheinbaum han querido minimizar las demandas de las mujeres y por tanto son incapaces de atenderlas. En lugar de ello, prefieren recurrir a las más viles prácticas, como Claudia quién acusó a María Beatriz Gasca Acevedo de encabezar y financiar las protestas de las mujeres que tienen tomada la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cuando lo único que hizo fue mostrar en redes sociales su solidaridad llevando algunos víveres a esta manifestación. 

De verdad, Claudia en las manifestaciones que participó ¿No había personas solidarias que apoyaran? Nada de lo que ella denunció es un delito y sin embargo, esta mujer perdió el trabajo. ¿Esta es la manera en la que el gobierno atenderá la demanda social? Me parece sumamente lamentable, o ¿tú qué dices?

#OpinaenDICES