Sharenii Guzmán

Ante el asedio que ha sufrido el INE del Gobierno Federal, Morena y sus militantes, la sociedad civil y sus organizaciones han salido en su defensa.

A finales de marzo, el INE aprobó criterios para frenar la sobrerrepresentación de partidos en el Congreso de la Unión y, por no presentar sus gastos de campaña, canceló los registros Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, a  las gubernaturas de Guerrero y Michoacán respectivamente.

En Palacio Nacional  se lanzaron contra el árbitro electoral y de inmediato tuvo eco en las redes morenistas donde cuestionaron la legitimidad del organismo electoral.

Y el acoso comenzó. Mario Delgado, anunció el 30 de marzo que su bancada en San Lázaro buscaría promover un “juicio político” en contra de Lorenzo Córdova, consejero presidente del organismo. 

El partido presentó 4 procesos de apelación y 26 solicitudes de juicio por la cancelación de candidaturas. Se desató una lluvia de descalificaciones en contra de los consejeros, además de que Morena impugnó el acuerdo del INE y amagó con una reforma constitucional. Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, exigió al INE ser “neutral y discreto” y tuvieron intercambio de frases.

Incluso se organizó un plantón permanente frente al INE, al sur de la Ciudad de México, para exigir la renuncia de Córdova en el que participan Mario Delgado y Salgado Macedonio. El asedio viene por todos lados pues Morena sacó un spot en contra del Consejero Presidente del INE.

“El INE está sometido a una estrategia de amedrentamiento que no va a prosperar”, señaló Lorenzo Córdova, consejero presidente el pasado 4 de abril.

Ante ello, intelectuales, sociedad civil y varias organizaciones han salido a su defensa. 

Te recomendamos leer esto:  Boquete de 67 mmdp

Morena quiere gobernar a la fuerza y por berrinche aunque no cumpla la ley. El INE está bajo fuego.

#YAENSERIO