Mientras AMLO todos los días afirma que la corrupción ya se terminó, un estudio internacional reveló que la percepción de la sociedad y expertos sobre este tipo de actos va en aumento.

Según el índice de Estado de Derecho en donde la escala es del 0 al 1, donde el 0 es mayor percepción de corrupción y 1 es el de menor presencia, México en 2010 tenía un puntaje de 0.28, en 2012 de 0.37, en 2015 de 0.33, en 2018 de 0.31, en 2019 de 0.29 y en 2020 de 0.27.

Por lo que en 2010 México se colocó en ranking mundial 32 de 35 países lo cual lo posicionaba a 3 lugares del último; en 2012 el 74 de 97 a 13 posiciones del último lugar; en 2015 en el 88 de 102 con distanciamiento de 14 posiciones; en 2018 en el 102 de 113 con 11 lugares de diferencia; en 2019 el 117 de 126 a tan solo 9 lugares y en 2020 en el 121 de 128, colocándolo entre los 7 países con mayores niveles de corrupción.

El estudio elaborado por World Justice Project reflejó que para este año la percepción de inseguridad incrementó con relación a los dos anteriores. En 2010 el puntaje fue de 0.48, en 2012 fue de 0.50; en 2015 fue de 0.52; en 2018 fue de 0.59; en 2019 fue de 0.57 y en 2020 es de 0.53.

Con respecto a la sensación de impunidad en 2010 tuvo un puntaje de 0.38; en 2012 fue de 0.35; en 2015 fue de 0.31; en 2018 fue de 0.30; en 2019 fue de 0.29 y en 2020 tuvo un puntaje de 0.30, por lo que para este año ha aumentado en comparativa de la calificación obtenida en 2010. 

Te recomendamos leer esto:  Abusan de adjudicación directa

El discurso del Presidente va en sentido contrario con las mediciones internacionales, las cuales revelan que la corrupción, inseguridad e impunidad han incrementado.

#YaEnserio